El monitoreo médico continuo de un gatito es una combinación de asesoramiento experto (del veterinario) con observación regular (del dueño). ¡Tu veterinario es el pediatra de tu gatito!

¿Cómo monitorear el crecimiento?

Para asegurarte de que tu gatito esté creciendo bien, te recomendamos que lo peses regularmente para comprobar que ha ganado peso desde la última vez que lo pesaron. Puedes usar una báscula pediátrica o una báscula de cocina. Pesa a tu gatito a la misma hora del día, una vez cada quince días a partir de la edad de los dos meses (una vez por semana antes de dos meses). Tu gatito debe ganar entre 10 y 30 g por día dependiendo de la raza. Si su peso se estanca o decrece, es esencial que complementes la dieta con leche de fórmula para gatitos o con una dieta adecuada para gatitos después del destete. Pida consejos a tu veterinario local.

¿CON QUÉ FRECUENCIA DEBE MI GATITO VISITAR AL VETERINARIO?

Es crucial programar una primera visita al veterinario poco después de traer a tu gatito al hogar. Después de la primera visita, incluso si tu gatito se vea saludable, será importante consultar a tu veterinario local regularmente por chequeos de salud, cuidados básicos, control de peso, cobertura de vacunación y un programa adaptado de desparasitación. Mantén los números de contacto de tu veterinario y de clínicas de emergencia a la mano.

¿Cómo elegir a un veterinario?

Ahorra tiempo eligiendo un veterinario antes de que tu gatito llegue a su nuevo hogar. Si aún no has elegido a un veterinario, pregunta a familiares o amigos con mascotas por su recomendación. Desarrollando un vínculo de confianza con un especialista es vital para el monitoreo de la salud del gatito.

Cosas que deberás considerar:

> Qué tan cerca está la clínica veterinaria de tu casa, y si existe un estacionamiento cerca si necesitas conducir hasta allí.

> Checar las instalaciones disponibles en la clínica, que tan limpios y bien mantenidos están, y ver el nivel de atención brindado.

> Ver como es el personal de la clínica y saber si alguno de ellos tiene un interés especial en los gatos y en la medicina felina.

> La prestación del servicio de emergencia que ofrecen.

> Si ofrecen clínicas «sólo para gatos», o si existe un área de espera para gatos por separada; para que tu gato no tenga que sentarse en una sala de espera con muchos perros a su alrededor.

> Cualquier servicio adicional ofrecido, como clínicas de enfermería, materiales educativos y de estética, por ejemplo.

Una parte muy importante del cuidado de tu gato es la atención médica preventiva, que comienza desde el principio cuando es un gatito.

IDENTIFICACIÓN

En algunos países, la identificación es obligatoria para cualquier gatito vendido o adoptado, ya sea por medio de tatuaje o microchip, y generalmente realizado por el veterinario. La identificación es esencial; en casos de pérdida o robo, el número de identificación proporcionará la identificación del propietario y los detalles de contacto.

EL VETERINARIO ES LA ÚNICA PERSONA QUE PUEDE AYUDARTE A ELEGIR UN PROGRAMA DE VACUNACIÓN ADAPTADO PARA TU GATITO, TENIENDO EN CUENTA LA EXPOSICIÓN AL RIESGO AMBIENTALDE TU ZONA

VACUNAS

Las vacunas refuerzan las defensas naturales del gato y previenen de enfermedades contagiosas, a veces fatales. Algunas vacunas son obligatorias, otras son recomendables. En general, las primeras vacunas se administran a partir de las 8 semanas, cuando un gatito ya no está protegido por los anticuerpos maternos y es particularmente vulnerable a las enfermedades. Tu veterinario realizará un examen médico completo para determinar si el estado de salud de tu gatito permite la vacunación. Las primeras inyecciones serán seguidas de forma regular con unas de refuerzo. La inmunidad contra diferentes enfermedades dura por diferentes períodos de tiempo, por lo que tu gato no necesariamente obtenga el mismo refuerzo cada año.

LA DESPARASITACIÓN CONTRA LOS PARASITOS INTERNOS

Los parásitos internos son gusanos y protozoos (parásitos unicelulares microscópicos) que viven dentro del cuerpo. Pueden causar hinchazón, problemas digestivos o crear un pelaje opaco. Algunos parásitos pueden transmitirse a los humanos, especialmente a los niños, donde pueden causar problemas, por lo que es vital contar con un protocolo estricto de desparasitación. El tratamiento debe llevarse a cabo regularmente de 2 a 6-8 meses, luego siendo una vez al año. Los gatitos son más susceptibles a los parásitos que a los gatos adultos, porque su sistema inmunológico aún no está completamente desarrollado, por lo tanto, se asume que todos los gatitos los portan. Tu veterinario recomendará un programa regular de desparasitación desde su primera cita.

TRATAMIENTO CONTRA PARASITOS EXTERNOS

Tu gatito es un blanco fácil para los parásitos: las pulgas y las garrapatas son pequeñas criaturas que se adhieren a tu gatito y se alimentan de sangre mordiendo la piel, causando posiblemente graves enfermedades infecciosas; los ácaros de orejas son causados por pequeños ácaros en el canal auditivo, causando picazón e irritación en el oído; la tiña (un hongo microscópico) que ataca el pelaje del gato desde su raíz. Si encuentras una pulga adulta en tu gato, deberás tratar toda tu casa con un producto contra pulgas, apto para los gatos, para eliminar todas las otras etapas de la vida de la pulga de tu hogar. Para tratar las garrapatas, lo mejor que puedes hacer es revisar regularmente a tu gatito (particularmente si son de pelaje largo) y elimina cualquiera que encuentres. Las garrapatas se pueden extraer con pinzas especiales, pero asegúrate de preguntar a tu veterinario para obtener más consejos.

INCLUSO LOS GATOS QUE VIVEN EN INTERIORES REQUIEREN DE LA PREVENCIÓN DE PARASITOS, YA QUE HAY MÚLTIPLES FORMAS EN LA QUE LOS PARÁSITOS PUEDEN ENTRAR A TU HOGAR

¿Cómo puedo evitar que mi gatito suba de peso?

La falta de actividad física vinculada a un estilo de vida en interiores, junto con un consumo excesivo de alimentos conduce al sobrepeso u obesidad para un gran número de gatos. Para ayudar a mantener el peso ideal de tu gatito, revisa las tablas de alimentación recomendadas en el alimento de tu gatito y mide cuidadosamente estas porciones. No caigas en la tentación de darle a tu gatito más de lo sugerido en el paquete, limita los premios y no les des sobras de la mesa. Además, para prevenir el aumento de peso, no les des menor cantidad de alimento, ya que al limitar la cantidad puede resultar en un desequilibrio nutricional de nutrientes. Considera en usar juguetes o rompecabezas de alimentación para motivar a tu gatito a trabajar por su alimento. Proporciónale muchas oportunidades para que pueda escalar dentro de la casa y no se te olvide en jugar regularmente con él. Monitorear el consumo de alimentos y el aumento de peso es muy importante, y alimentarlos con una dieta basada en niveles ideales de energía y cantidades, si bien también siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del veterinario, ayudará a reducir el riesgo de que tu gatito tenga sobrepeso u obesidad.

La esterilización es una de las decisiones más responsables que cualquier dueño pueda hacer. No sólo limita el número creciente de gatos callejeros (una de las razones por las que muchos refugios de gatos están tan llenos hoy en día), pero también tiene beneficios de por vida en la salud y en el comportamiento de tu gato.

> La operación de esterilización quirúrgica se lleva a cabo bajo anestesia general, y puede reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer además de reducir el riesgo de enfermedades específicas, a menudo potencialmente mortales como las infecciones del útero en las hembras. Reduce el marcaje en machos, suprime el celo en las hembras, y si tu gato se aventura afuera, la esterilización aumenta la esperanza de vida al disminuir las peleas con otros gatos, la transmisión de enfermedades infecciosas, así como limitar los riesgos cuando buscan pareja (accidentes automovilísticos, envenenamiento, etc.)

> Los gatitos crecen rápidamente y la edad promedio de esterilización coincide con el inicio de la madurez sexual, que es alrededor de 6/7 meses para las hembras y entre 6 a 12 meses para los machos. Esto puede diferir según la raza y en la estación cuando tu gatito nació. Habla con tu veterinario sobre el momento óptimo para esterilizar a tu gatito.

> La esterilización provoca cambios en las secreciones hormonales. Tan pronto como 48 horas después de la esterilización, los gatos aumentan su ingesta diaria de alimentos (+ 26% en el macho, + 18% en la hembra). Al mismo tiempo, el gasto energético se reduce alrededor del 30%. Si la dieta no está estrictamente controlada y adaptada después de la operación, el aumento de peso puede surgir rápidamente. Este riesgo aumenta aún más, si el gatito vive en un espacio pequeño sin actividad física. Esto presenta un doble desafío nutricional: la nutrición debe adaptarse para proporcionar nutrientes esenciales, mientras también ayuda a evitar problemas de peso. El alimento adaptado se puede introducir antes de la operación, para que el gato no tenga que experimentar el doble de estrés de ir al veterinario, así como tener un cambio en su dieta. Simplemente sigue los consejos de tu veterinario y asegúrate de que tu gatito se mantenga activo mientras observas su dieta.