Exponer a tu gatito a diferentes estímulos externos lo alentará a ser más curioso y abierto ante la vida. Las primeras 14 semanas de vida son particularmente importantes para la socialización. Este es un rango de edad donde ciertos eventos probablemente tengan efectos a largo plazo en el comportamiento de los gatos adultos e influirán al tener un comportamiento más amigable.

LA INFLUENCIA DEL MEDIO AMBIENTE

Un ambiente favorable incluye un entorno donde los gatitos puedan socializar de manera fácil y además de familiarizarse con diversas personas y objetos. Deben ser tratados por diferentes personas de diferentes edades, introducidos a otros animales y experimentar ruidos de diferentes intensidades. Al estimular más el ambiente, más equilibrado estará tu gatito.

ASUMIENDO EL PAPEL COMO LA NUEVA MADRE DE TU GATITO

Tu papel es vital para completar la educación de tu gatito en el contexto de su nuevo entorno, llevándolos a adoptar el comportamiento correcto para que todos puedan vivir juntos armoniosamente. Cuando tu nuevo gatito llegue a la casa, es importante prepararlos para el éxito, evitando el acceso a áreas donde pueden causar problemas y así garantizar todas las interacciones en el hogar con diferentes personas, animales y los objetos inanimados siempre bajo supervisión, y en un ambiente positivo y libre de estrés. Asumiendo el papel como su nueva madre, ahora dependerá de ti en hacer que entienda tu gatito de que rascar y morder están prohibidos durante las sesiones de juego. Al proporcionarles mucho contacto físico (como el aseo y al acariciarlos) por parte de su nueva familia y los demás, ayudarás a que tu gatito se convierta en un gato adulto amigable. Ellos estarán más relajados y cómodos al ser tocados por todas partes, incluyendo cuando se les examine sus oídos, boca y patas. Esto hará que las visitas al veterinario sean mucho más agradables para ellos y para ti. Además, ayudará a garantizar que la interacción con ellos se mantenga de manera segura, especialmente con los niños.

LA SOCIALIZACIÓN TEMPRANA CON LA MADRE Y LOS HERMANOS

Las primeras cuatro semanas de vida de tu gatito la pasan en contacto social con su madre y con sus compañeros de camada. Las madres gatas desempeñan un papel vital en la crianza de sus gatitos, enseñándoles la higiene y hábitos sociales con el ejemplo y a través del juego, así como alimentarlos, mantenerlos bajo control, consolarlos y protegiéndolos. Las interacciones sociales positivas en estas primeras semanas han demostrado que afectan que tan sociable se vuelve tu gatito cuando envejezca. Los gatitos necesitan entender lo que está permitido y lo que no lo está lo más antes posible, antes de que sus dientes y garras estén completamente desarrolladas. Durante las peleas simuladas con sus hermanos, las mordidas y los rasguños que reciben ayuda a determinar qué tan agresivos pueden llegar a ser cuando usen sus dientes y garras.

¿Puedo entrenar a mi gatito?

Aunque los gatos generalmente se consideran animales «no entrenables», son, de hecho, perfectamente capaces de aprender comportamientos particulares. Todo lo que se necesita es paciencia y métodos de refuerzo positivo. El entrenamiento efectivo puede ayudar a evitar problemas de higiene, así como tensión indeseable entre el dueño y la mascota. También es una excelente manera de proporcionarle a tu gatito la estimulación mental que necesita. Los gatitos aprenden de dos maneras diferentes: imitando las acciones de su madre y experimentando por ellos mismos. En este último caso, tienen que aceptar las consecuencias de sus acciones. Si les gusta estas consecuencias, tenderán a repetir esas mismas acciones. Si decides usar premios para gatos durante el entrenamiento, sólo asegúrate de que estos premios no constituyan más del 10% de la ingesta diaria total de calorías para evitar el exceso de aumento de peso, o para no alterar el equilibrio nutricional de la dieta de tu gato. Como son muy sensibles a las señales visuales (el lenguaje corporal, las posturas) más que las señales verbales, pueden entender lo que sientes al observar tu actitud y tus gestos e incluso anticipar lo que vas a hacer. Mientras entrenes a tu gatito, usa señales claras y consistentes al comunicarte, para así promover una buena comprensión.

EL ENTRENAMIENTO PARA EL BAÑO

Asegúrate de colocar el arenero en un lugar de fácil acceso, en un área tranquila del hogar lejos de los dormitorios y de sus platos de alimento y de agua. Si tu gatito no está entrenado para el uso de la arena al llegar, colócalo en el arenero y usa una de sus patas delanteras para rascar la arena – el mejor momento para hacerlo es inmediatamente después de comer o de dormir. Si no tienes éxito y tu gatito no usa el arenero, prueba otro tipo de arena diferente u otro tipo de arenero (por ejemplo, un arenero cubierto o uno con los bordes más bajos). Un lenguaje corporal relajado durante la ida al baño, como una cola suelta, las orejas hacia adelante y ligeramente hacia un lado, es un buen indicador de su preferencia. Los areneros requieren de una frecuente limpieza, una vez al día para la eliminación de residuos, y una vez por semana para lavar el arenero y para el reemplazo de la arena.

EVITAR LOS RASGUÑOS

El arañar objetos domésticos es un comportamiento normal en los gatitos, pero nunca (si es que lo hacen) es apreciado por sus dueños. La educación debe comenzar desde una edad temprana. Un simple «NO» acompañado por un chasquido de los dedos o de las manos es a menudo suficiente para corregirlo. Para los gatitos que viven en interiores, proporcionándoles varias oportunidades para usar rascadores en el hogar, pueden ayudar a prevenir daños a tus muebles o cortinas.

¿Cuál es la personalidad de tu gatito?

Cada gatito es único. Comprender la personalidad de tu gatito, incluidos sus gustos y disgustos, fomentará una relación mutuamente gratificante. Estas pruebas son una forma simple y rápida de ayudarlo a aprender sobre la personalidad de tu gatito.

La prueba de la bola de papel de aluminio

Enrolla una bola de papel de aluminio delante de tu gatito, ten cuidado de no dejar bordes que lo dañen. Si es lento para reaccionar, pueden estar expresando nerviosismo o indiferencia al movimiento de objetos. Recuerda proporcionar a tu gatito juguetes más adecuados al dejarlo solo.

La prueba de ruido

Aplaude ruidosamente a la vista de tu gatito. Si actúa de manera curiosa mientras se queda calmado, quiere decir que ha sido criado en un ambiente rico y estimulante. Si se escapa, deberías exponerlo a los ruidos de la vida cotidiana para que pueda acostumbrarse a los sonidos de tu casa.

La prueba de socialización

Observa a tu gatito desde la distancia: si corre a jugar con tus agujetas o se acerca para frotarse en ti, quiere decir que ha sido correctamente socializado. Si es tímido y busca moverse lejos cuando te acercas hacia él, puede ser que no ha sido socializado adecuadamente, o puede tener una personalidad tímida. Es vital para él volver a pasar por la fase de socialización. Además de proporcionarle juguetes y tomar más tiempo para jugar con él, es importante asegurar que todas las interacciones en la casa con personas, animales y con los objetos inanimados, sean de manera positiva y libres de estrés.

La prueba del tacto

Un gatito que está feliz de que le acaricies la pancita cuando está acostado boca arriba, será dócil y más fácil de tratar. Pero si lucha o intenta usar sus garras, eso es una señal de que, debido a su personalidad, puede actuar de forma impredecible, como intentar morder en respuesta a ser acariciado.

¿Cómo se comunica tu gatito?

Tu gatito se comunica continuamente contigo a través de cuatro tipos de comunicación: Táctil, olfatorio, visual (cuerpo y cara) y vocal.

LA COMUNICACIÓN TÁCTIL

Al elegir estar cerca de otras mascotas y humanos es un signo felino de afecto mutuo. Allorubbing es cuando dos gatos se frotan entre sí. Allogrooming o acicalamiento mutuo es un comportamiento recíproco y es a menudo visto en situaciones posteriores a conflictos como un comportamiento reconciliador. También es a veces visto como un precursor para jugar. Amasar es cuando tu gatito amasa tus rodillas y regazo por largos períodos. Están expresando intenso placer y están reviviendo parte del gozo que sentían al alimentarse de su madre.

MARCAS OLFATORIA

El marcado del olor es un comportamiento natural y un medio de comunicación. Puede ser una advertencia a otros animales para que no invadan, un signo de ansiedad, o, por el contrario, una señal de aceptación de sus límites. Los gatitos depositan su olor a través de frotar, rascar y al rociar

El frotamiento

Las glándulas de olor se encuentran en la cara, la cola y las almohadillas de las patas del gatito. Estas glándulas segregan feromonas que son químicos participando en una familiarización permanente del medio ambiente en donde el gatito evoluciona. Colocando marcas de olor al frotar su cara y cuerpo contra objetos, personas y otros animales, es un comportamiento reconfortante que refleja la sensación de seguridad de tu gatito. De esta manera, un ligero toque y roce a tu alrededor, muestra que te está incluyendo en su espacio del hogar. Pero ten cuidado de no malinterpretar este comportamiento como un llamado a ser alimentado: esta mala interpretación se considera un factor importante en las causas de la obesidad felina.

Al rascar

Cuando tu gatito rasca objetos, no sólo mantienen sus garras en buen estado quitando la capa exterior sin filo, sino que además deja una marca olfatoria a través del olor de las glándulas localizadas en sus almohadillas, y dejando también una marca visual. Cuando esto ocurre en los puntos de entrada o salida, puede indicar sentimientos de inseguridad y serán necesarios los cambios adecuados en el ambiente del gatito para ayudarlos a reconstruir un sentido de seguridad más fuerte.

LA COMUNICACIÓN VISUAL

Esta forma de comunicación está orientada principalmente hacia individuos localizados a distancia e implica una combinación de señales posturales y faciales. La postura corporal da una primera impresión del estado emocional del gato y demuestra niveles de miedo y agresión, pero es la expresión facial que permite una observación más atinada, al dar información de primera mano sobre el cambio del estado emocional del gato.

Expresiones faciales

La forma de los ojos y la posición de las orejas son indicadores precisos de lo que quieren expresar.

• Un gato neutral: orejas erguidas y abiertas, ojos redondos.

• Un gato enojado: orejas rectas torcidas a los lados, ojos fruncidos.

• Un gato agresivo: orejas hacia abajo, pupilas redondas y dilatadas.

• Un gato feliz: orejas abiertas y erguidas hacia adelante, ojos medio cerrados, pupilas en forma de vertical.

El rociado de orina

El rociado de orina contra superficies verticales generalmente comienza en los 6 meses de edad cuando los gatitos maduran sexualmente. Este comportamiento puede resultar del estrés o de un cambio de hábito, y tiene la intención de inspirar miedo y ahuyentar a cualquier intruso; generalmente se detiene después de la esterilización. La deposición fecal (o middening) también se puede utilizar como un marcador olfatorio y a menudo se encuentra en lugares estratégicos.

La postura corporal

Una espalda arqueada

Esta es una de las posturas más reconocidas del gato y se usa para dar una impresión de aumento de estatura y de confianza cuando se encuentra en una situación potencialmente hostil. Es una postura defensiva del cuerpo que indica una anticipación a la confrontación. A menudo se asocia con una cola levantada y esponjosa, que se suma al tamaño del cuerpo.

Postura del cuerpo agachado

A medida que se acerca una amenaza y la opción de engañar disminuye, un felino defensivo adoptará una postura corporal agachada. Esta postura está asociada con el cambio de peso corporal en las patas, listo para un retiro rápido.

El rol social

Cuando los gatitos están totalmente relajados, invitarán a los contactos sociales de otros felinos y humanos al voltearse de manera lateral. Esto es distinto de una vuelta defensiva cuando el gato rueda completamente sobre su espalda para permitirles usar las cuatro patas en su defensa.

Moviendo la cola

Cuando los gatitos mueven la cola, están expresando irritación. Si estás acariciando a tu gatito y comienza a mover la cola, detente de inmediato, ya que significa que no está disfrutando lo que estás haciendo.

LA VOCALIZACIÓN

Los sonidos vocales son la manifestación de estados emocionales.

Ronroneo

Cuando tu gatito ronronea, generalmente se muestra contento. Sin embargo, también pueden ronronear cuando está ansioso o incómodo, incluso cuando está enfermo, ya que el ronroneo tiene un efecto calmante cuando están estresados.

Gruñendo y bufando

Esta es una táctica de intimidación y se puede usar en un ataque.

Maullando

Hay una gran variedad de maullidos, cada uno con su propio sentido. Aprenderás a reconocerlos observando a tu gatito. El maullar no siempre debe equipararse con tener hambre. También podría significar que tu gatito quiere tu atención o se siente juguetón.

¿Cómo evaluar el bienestar de mi gatito?

Los signos de comportamiento que indican si un gato está relajado y dispuesto a interactuar incluyen, un parpadeo lento, ronroneo, frotamiento facial, el acercarse y permanecer cerca, y al dar una vuelta lateral. Los indicadores negativos de bienestar en los gatos incluyen, la expresión de ansiedad y miedo, y los cambios de comportamiento relacionados con el estrés: la agresividad, el comportamiento destructivo, sobre acicalamiento y la vocalización excesiva, automutilación, pérdida de apetito, acicalamiento reducido, exploración y juego, el ocultamiento o reducción de la interacción con la sociedad. En este caso, no dude en buscar el asesoramiento de su veterinario local o de un especialista en comportamiento de mascotas.